Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

Reserva Biológica Loma Charco Azul

Biodiversidad exuberante en ecosistemas de ensueño

Sendero Rabo de Gato, Parque Nacional Sierra de Bahoruco (República Dominicana)

 

Tras un viaje por carretera desde Santo Domingo de aproximadamente 3h30 llegamos al parque de Duvergé. Esta pequeña ciudad está situada a los pies de la Sierra de Bahoruco y en las inmediaciones del Lago Enriquillo, otra área protegida de la República Dominicana. Allí nos esperaban César y Rafael, ambos miembros de la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola (SOH) junto al administrador del Parque Nacional Sierra de Bahoruco, José Dolores, quien realiza este trabajo desde hace más de doce años.

Centro de Interpretación de la Reserva Biológica Charco Azul y del Parque nacional Sierra de Bahoruco (Puerto Escondido, República Dominicana)Con ellos finalizamos el último trayecto hasta nuestro destino, Puerto Escondido, una comunidad que se sitúa en la ladera norte de la Sierra de Bahoruco y que forma parte de la zona de amortiguamiento de esta área protegida. El Centro de Interpretación del Parque Nacional Sierra de Bahoruco y de la Reserva Biológica Loma Charco Azul se encuentra en esta comunidad a media altura de la Sierra. Desde aquí se pueden realizar varios senderos interpretativos que permiten captar la riqueza de la biodiversidad de La Española.

César Augusto Abrill en el Centro de Interpretación de Puerto Escondido (República Dominicana)En esta comunidad ha basado parte de su accionar la SOH desde hace más de tres años. César Abrill, un biólogo peruano especializado en ornitología, nos hizo descubrir la increíble riqueza de aves y la belleza del bosque de transición. Un bosque que tiene características del bosque seco, donde se pueden encontrar cactus grandes como árboles, y donde aparecen plantas más propias de los bosques húmedos latifoliados, de hojas más grandes. Las bromelias y guajacas que cuelgan de las copas de árboles centenarios son características de esta mezcla de ambientes.

Este ecosistema peculiar alberga muchas aves endémicas y otras especies faunísticas altamente amenazadas como son el soledononte y la hutía, mamíferos endémicos que viven en nuestra isla desde hace miles de años. Es además un ecosistema crítico porque sufre más rápidamente que el bosque húmedo del avance de la explotación de la ganadería y la agricultura, ya que se encuentra en un gradiente de altura más bajo que el húmedo.


Sendero Bosque de Ensueño en la Reserva Biológica Charrco Azul (República Dominicana)La Reserva Biológica Loma Charco Azul

Esta Reserva, que forma parte de la Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo, posee una superficie de 174.19km2. Esta área de protección estricta fue creada en 2009, con la finalidad de conservar muestras representativas de este ecosistema de transición de inmenso valor para la conservación de la biodiversidad. Este nivel de protección estricto se debe a que muchas especies tanto de aves como de reptiles han establecido su nicho reproductivo en este espacio natural.  La Reserva proporciona hábitats críticos para especies endémicas de la República Dominicana como la iguana ricord o un lagarto del género Anolis recién descubierto que vive en esta área. Además, por su gran concentración de aves endémicas está considerada como un Área Importante para la Conservación de las Aves (IBA).

 

Sendero Bosque de Ensueño en la Reserva Biológica Charrco Azul (República Dominicana)

Paseando por el Sendero Bosque de Ensueño podrán observar diversas especies endémicas de la avifauna: la cúa, la cotorra, el barrancolí y el chicuí o especies migratorias como el zorzal de Bicknell, la cigüita saltarina, el pegapalo y la cigüita azul. Gracias a la experticia de los guías interpretativos de la Reserva y del Parque, el recorrido es sumamente interesante y enriquecedor. De hecho, aunque unas especies no se llegan a ver, como el soledononte y la hutía por ser animales nocturnos, o la cúa por ser una ave escurridiza y juguetona, el simple hecho de pasear por estos ecosistemas únicos y de sentir la naturaleza que vibra a nuestro alrededor es una experiencia inolvidable.

El Parque Nacional Sierra de Bahoruco

El Parque, que también forma parte de la Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo, posee una superficie de 1,091.77 km2. Se encuentra ubicado entre las provincias de Pedernales, Independencia y Barahona, colindando por el oeste con Haití y al adentrarse por este territorio toma el nombre de Massif de La Selle, por lo que se puede hablar de parque binacional.

Reserva de agua junto al Sendero Rabo de Gato del Parque nacional Sierra de Bahoruco (Puerto Escondido, República Dominicana)Esta área protegida es una de las más diversas tanto desde el punto de vista de los ecosistemas como de las especies. Una de las razones principales de esta biodiversidad es la variación de gradientes ecológicos que van desde escasos metros del nivel del mar hasta alturas superiores a los 2,300 metros.

Este desnivel de altura crea condiciones climáticas que dan lugar a ecosistemas muy diferentes. Las formaciones vegetales son muy diversas y varían del bosque seco y el monte espinoso en sus partes más bajas al bosque de pinos y bosque nublado en la cima de sus montañas más altas. Todo ello da lugar a una biodiversidad exuberante con más de 1,400 especies de flora reportadas. Las orquídeas son una de las familias más representativas con más de 180 especies diferentes.

Esta variedad de bosques alberga 28 especies endémicas de aves de las 31 reportadas para La Española. Además, es un área importante para 31 especies de aves migratorias que provienen de Norteamérica y que visitan el Parque durante el invierno. Muchas de estas especies están amenazadas. Asimismo, el Parque Nacional Sierra de Bahoruco posee una rica biodiversidad tanto de anfibios, con 15 especies amenazadas, como de reptiles, con 9 especies endémicas regionales. Además de ser también el hábitat del soledononte y la hutía, mamíferos milenarios de nuestra isla.

Administrador del Parque Nacional Sierra de Bahoruco (Puerto Escondido, República Dominicana)SOH: alianzas estratégicas para la conservación

Desde hace más de tres años, la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola (SOH) lleva realizando un trabajo de fondo para mejorar la gestión y el manejo efectivo de la ladera norte del Parque Nacional Sierra de Bahoruco y en la Reserva Biológica Loma Charco Azul. Siempre de la mano del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de las autoridades locales, y gracias al financiamiento del Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF) y otras organizaciones internacionales, la SOH ha sabido desarrollar mecanismos efectivos para mejorar la gestión de esta zona protegida.

Cartel informativo del Parque Nacional Sierra de Bahoruco (Puerto Escondido, República Dominicana)Los diferentes proyectos que han ido desarrollando se han focalizado en varios aspectos tendentes a mejorar la gestión de estas áreas protegidas:
•    implementación de acciones concretas del plan de manejo: monitoreo de especies, establecimiento de senderos interpretativos, establecimiento del Centro de Interpretación, adquisición de equipos…
•    formación de guardaparques y guías interpretativos
•    sensibilización de la población local a través de programas de educación ambiental
•    promoción del ecoturismo como actividad sostenible en el área
•    establecimiento de alianzas estratégicas con empresas privadas y con gobiernos locales
•    fortalecimiento de las organizaciones locales

La Neverita en las inmediaciones del Parque nacional Sierra de Bahoruco (Puerto Escondido, República Dominicana)Sin embargo, aún queda trabajo por hacer. La enorme extensión del Parque (1,091.77km2) hace difícil su manejo efectivo. La ladera norte, gracias a este trabajo de fondo desarrollado por la SOH, está mucho mejor conservada. Ahora cuentan con 27 guardaparques y 5 casetas de vigilancia, mientras que en la ladera sur sólo cuentan con 4 guardaparques y 2 casetas de vigilancia. El administrador del Parque también se encuentra ubicado en Puerto Escondido, en la ladera norte.

El objetivo de la SOH y del Ministerio es poder llevar a cabo el trabajo realizado en la ladera norte también en la ladera sur, que sufre más de esta desprotección y de la amenaza del conuquismo y de la depredación de especies. Por ello, se ha nombrado otro administrador para la ladera sur y se están iniciando las gestiones para poder demandar más guardaparques, reubicar casetas de vigilancia en zonas clave y conseguir equipos para que esas personas puedan realizar un verdadero control del área.

En este sentido, las alianzas estratégicas con empresas privadas son clave para suplir las deficiencias de recursos de que dispone el Ministerio. Asimismo, las alianzas con los gobiernos locales y con las organizaciones de base de las comunidades que viven en los alrededores de estas áreas protegidas son capitales para la concientización de que la conservación de la biodiversidad es primordial para nuestras vidas y depende de cada uno-a de nosotros-as.

 

 

Por: Cristina Iglesias