Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

La Fundación José Delio Guzmán en el Parque Nacional Valle Nuevo

Biodiversidad caribeña de alta montaña

Helada en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)

Tras un viaje de más o menos dos hora y media desde Santo Domingo, casi sin darnos cuenta pasamos de 30º sobre la autopista Duarte a 17º al llegar al municipio de Constanza. Sin embargo, este no era el final de nuestro trayecto. De Constanza iniciamos la ascensión por una pista sinuosa y en muy buen estado al Parque Nacional Valle Nuevo. Nuestro destino final: Villa Pajón, un eco-lodge compuesto por 7 cabañas y un comedor central en pleno Parque. A nuestra llegada el termómetro había bajado hasta los 12º.

José Delio Guzmán, Papito, como le llaman en el lugar, nos acogió personalmente y nos ofreció un buen té de hinojo para aclimatarnos al fríito. Llegamos ya al anochecer así que no pudimos apreciar la belleza del entorno hasta el día siguiente. Sin embargo, la tertulia nocturna junto al fuego que ardía en la chimenea fue otro regalo especial, rico de saborear cuando se está acostumbrado a vivir más bien pegado al aire acondicionado.

Iván Mota de la Cúa Birding, observando aves en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Las temperaturas en la noche descendieron aún más, lo que nos hizo apreciar aún más el calorcillo que desprendía la chimenea de nuestra cabaña y los edredones nórdicos de las comfortables camas.  El termómetro marcaba 5º cuando nos levantamos al alba, para observar aves. Ese fin de semana la Fundación José Delio Guzmán, Villa Pajón y La Cúa Birding organizaban un taller de observación de aves en el Parque Nacional Valle Nuevo. Armados de binoculares, cámaras fotográficas y bien abrigados, unas doce personas salimos a las 6h30 am. dispuestos a sorprender en sus tareas matutinas a los habitantes más madrugadores del bosque: las aves.

Jilguero en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Gracias a los consejos y explicaciones de Iván Mota, especialista en aves de la Cúa Birding, pudimos observar una gran variedad de especies, tanto endémicas como migratorias. En un paseo de 3 horas, llegamos a observar alrededor de 15 aves diferentes. Incluso, conseguimos retratar al Jilguero, una especie difícil de observar, con un silbido peculiar, característico de la zona de montaña. La observación de aves es una experiencia increíble, que agudiza nuestros sentidos y nos permite descubrir la belleza y entender las interdependencias que se dan en nuestros ecosistemas.

No deja de sorprender la increíble variedad de climas, relieves y gradientes ecológicos con los que cuenta República Dominicana. Registrándose variaciones desde los 40 metros por debajo del nivel del mar hasta más de 3,000 m, siendo su punto más alto el Pico Duarte con una elevación de unos 3,100 m.

Cigüita de Constanza en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Esta diversidad de condiciones climáticas asociada a las diferentes alturas ha dado lugar a una amplia gama de paisajes y hábitats. Los ecosistemas terrestres nos sorprenden y varían desde el bosque seco, característico de la línea noroeste y del Sur del país, pasando por el bosque de transición al latifoliado, hasta llegar al bosque nublado y a los pinares en las zonas montañosas.

Mientras que los ecosistemas costeros y marinos nos seducen con otra gran variedad paisajística, desde las playas de arena blanca, pasando por las costas rocosas, los bosques de manglar, las dunas, los humedales, hasta adentrarnos en el mar para encontrar los arrecifes de coral y las praderas marinas.

El Parque Nacional Valle Nuevo posee una superficie aproximada de 910 km2 y esta formado por una meseta que se eleva a 2,200 m. Esta área alberga uno de los sistemas ecológicos de montaña más interesantes de nuestra isla. Posee una vegetación de sabana alta muy exclusiva. Su especie reina es el pino criollo y la sabina, además de contar con algunas manchas de bosque latifoliado, que albergan el ébano verde, árbol endémico de madera preciosa.

Mariposa en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Esta reserva natural cuenta con una amplia variedad de zonas de vida y de especies, así como con un 39% de endemismo botánico. La fauna ha sido poco estudiada, aunque se conocen una lista de 64 especies de aves presentes en el área.

La Fundación José Delio Guzmán y su proyecto ecoturístico Villa Pajón son pioneros en esta zona protegida. Su experiencia de trabajo conjugan conservación de la biodiversidad y ecoturismo, integrando al mismo tiempo a las comunidades que viven en el Parque en estas actividades.

La observación de aves es una de las actividades que la FJDG pretende ofrecer a los visitantes del Parque. Esta experiencia con La Cúa Birding fue una primicia, pero ambas instituciones tienen mucho interés de que esta práctica se convierta en algo usual en el área protegida. Principalmente porque la aves nos ayudan a conectarnos más fácilmente con los ecosistemas y nos ayudan a entender cómo todos somos interdependientes.

Golondrina verde visitando su caja-nido en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Otro de los componentes que la FDJG desarrolla y promueve en el parque son los estudios científicos del área. Desde 2008 lleva colaborando con la Universidad de Cornell, en un proyecto de investigación sobre la golondrina verde, una especie endémica de la Española, considerada como especie amenazada por la UICN.

Con el fin de facilitar el estudio y de promover el anidamiento de esta especie, las comunidades del parque, niños-as, jóvenes y adultos, recibieron un entrenamiento para instalar y dar mantenimiento a unas cajas-nido que se colocaron a lo largo de 30km del Parque. Este proyecto de conservación, se proponía cambiar la actitud de la gente con respecto de las aves y de hecho lo ha conseguido. Muchos niños que antes se divertían cazando avecillas con tira-piedras ahora no lo hacen.

Desde hace unos meses la FJDG trabaja en sinergia con otras organizaciones de la Red, el Fondo Pro Naturaleza (PRONATURA),  la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola (SOH) y el Consejo Interinstitucional de Desarrollo de  Constanza para mejorar el manejo de esta área protegida. Todas estas instituciones trabajan de la mano con el Ministerio de Medio Ambiente y con las comunidades desarrollando diferentes componentes que tratan de aunar conservación y mejora de la calidad de vida de las comunidades que viven dentro del parque.

Puesta de sol en el Parque Nacional Valle Nuevo (República Dominicana)Cada una de ellas aporta su experticia: PRONATURA su experiencia de trabajo de sinergia intersectorial en planes de manejo de áreas protegidas, SOH su conocimiento en relevamiento de especies, el Consorcio su práctica de trabajo con las comunidades de Constanza y la FJDG su saber hacer en el ámbito ecoturístico.

Como oferta ecoturística esta región de República Dominicana tiene un enorme potencial. El paisaje es simplemente espectacular. Si quieren disfrutar de ecosistemas y temperaturas de montaña en pleno Caribe y conocer la biodiversidad que alberga este Parque Nacional emblemático de República Dominicana, no dude en acercarse hasta Valle Nuevo.

 

 

 

Por: Cristina Iglesias