Page Title
Red de conservación de la Biodiversidad
en República Dominicana

Reserva Científica Loma Guaconejo

Una joya escondida de biodiversidad

Jaiba sobre la cascada del río Macao en la Reserva Científica Loma Guaconejo (República Dominicana)

 

A tres cuartos de hora de la ciudad de Nagua, tras dejar atrás la carretera que conduce a San Francisco de Macorís y adentrarnos por una pista sinuosa, que atraviesa la zona de amortiguamiento de la Reserva, llegamos al Centro de Protección y vigilancia “Toro Palomo”. Sterlyn, uno de los guardaparques, nos recibe y se apresta para mostrarnos una pequeña parte de esta joya escondida de biodiversidad: la Reserva Científica Loma Guaconejo.

Sendero en el bosque latifoliado húmedo en la Reserva Científica Loma Guaconejo (República Dominicana)Este área protegida posee diversos senderos que sus guardaparques recorren cada día para supervisar que no haya perturbaciones. La única caseta de vigilancia de la reserva es este Centro en el que se alojan los dos guardaparques de guardia. Cada dos días se relevan. Hoy Sterlyn nos acompaña para hacer un pequeño recorrido y mostrarnos algunas de las maravillas que esconde la Reserva.

Nos adentramos por un bosque latifoliado húmedo mucho más fresco, a través de un sendero alfombrado de hojas grandes. El tiempo parece detenerse. Sólo se escucha el ruido de nuestros pasos sobre la hojarasca, el canto de las aves y la brisa entre las copas de los árboles. Nuestro camino está jalonado por diversas cañadas y finalmente el murmullo de una corriente de agua llega a nuestros oídos. Un arroyo cristalino desciende formando diversas pozas y cascadas. Es el río Macao. Sus aguas frescas invitan al visitante a darse un chapuzón.

Al final del recorrido llegamos el Centro Ecoturístico y de Capacitación Ambiental Cuesta Colorada. Un espacio pensado para acoger visitantes y proponer actividades ecoturísticas.

PoCascada del río Macao en la Reserva Científica Loma Guaconejo (República Dominicana)Reserva hermana de la Loma Quita Espuela

Este área protegida cuenta con una zona núcleo de 21 km2 y de unos 3km más de perímetro de zona de amortiguamiento. Es una continuación natural de la Reserva Científica Loma Quita Espuela y se encuentra ubicada en el extremo oriental de la Cordillera Septentrional. Supone una reserva acuífera capital para la provincia de María Trinidad Sánchez: sus colinas y bosques dan origen a 43 fuentes de agua.

Fueron los propios pobladores de la zona de Nagua y el Factor quienes reivindicaron la importancia de proteger este área por su riqueza acuífera esencial para la vida de las poblaciones y de sus cultivos. No se puede olvidar que buena parte de las tierras del Bajo Yuna son arrozales, un cultivo que consume gran cantidad de agua.

Poza de agua del río Macao en la Reserva Científica Loma Guaconejo (República Dominicana)La Sociedad para el Desarrollo Integral del Nordeste (SODIN) comaneja este área junto al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MIMARENA) desde su creación en 1996. Su nombre original fue el de Reserva Miguel Canela Lázaro, pero pasó a llamarse Guaconejo en 2000 por la gran abundancia de ejemplares de este árbol que se encuentran en la Reserva.

El guaconejo (Stevensia ebracteata) es un árbol aromático nativo muy valorado para la fabricación de perfumes y por su madera fuerte, muy apreciada en la elaboración de traviesas, cumbreras, soleras y peones. Son árboles de crecimiento muy lento. Los ejemplares de mayor tamaño son centenarios.

Bosque latifoliado húmedo en la Reserva Científica Loma Guaconejo (República Dominicana)Comanejando para la conservación

Aunque SODIN trabaja en la región desde 1985 para promover el desarrollo integral de sus comunidades, desde que se creó la Reserva ha dado a su accionar un cariz más centrado en la conservación ambiental. Así, ha desarrollado varias iniciativas que promueven la conservación de la biodiversidad entre los pobladores del área de amortiguamiento.

El último proyecto, financiado por el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF), se ha centrado en formar 16 comisiones entre las comunidades de amortiguamiento para monitorear la biodiversidad de la Reserva. Estos comunitarios recibieron diferentes talleres de capacitación para poder establecer un protocolo de monitoreo y llevar a cabo este trabajo de importancia capital para el área protegida.

Uno de los impactos más sobresalientes de todo el trabajo de sensibilización realizado ha sido la formación de la Red Juvenil Ambiental. Iniciativa que aglutina a diferentes grupos juveniles de Nagua, El Factor, San José de Matanzas y de las comunidades de la zona de amortiguamiento. Estos jóvenes se han sensibilizado de la importancia de la conservación de la biodiversidad y se han convertido en guardianes de las riquezas que la reserva alberga.

 

Si quiere conocer esta joya escondida de la biodiversidad, póngase en contacto con Markelly Peña. Ella coordinará con el Administrador de la Reserva su visita al área.

 

 

Por: Cristina Iglesias